CAMPAÑA  DE  CHEQUEO  DE  PERROS  Y GATOS GERIÁTRICOS

 

Al igual que en los humanos, a partir de una determinada edad se empiezan a  producir ciertos cambios degenerativos en el cuerpo de nuestras mascotas y la posibilidad de que aparezca algún tipo de enfermedad aumenta significativamente.

La edad a la que empezamos a considerar a nuestra mascota geriátrica es:

-         Perros de razas pequeñas: 8 años

-         Perros de razas grandes: 7 años

-         Gatos:  8 años

A partir de estas edades la aparición de enfermedades cardíacas, renales, hepáticas, articulares, tumores, etc. aumenta de manera notable, por lo que los chequeos  periódicos nos permitirán detectarlas en un estado inicial que nos ayudará a controlarlas antes de que lleguen a ser un problema irreversible.

Así en Infantes Veterinarios os ofrecemos un chequeo geriátrico completo que consta de:

-         Exploración física completa: Mediante este procedimiento podremos detectar problemas cutáneos, oculares, dentales, presencia de masas palpables, otitis, dolor en las extremidades, etc.

-         Radiografía de tórax: En esta técnica valoraremos el tamaño y forma del corazón, la morfología de los pulmones, tráquea, vasos sanguíneos torácicos y presencia de posibles masas intratorácicas.

-         Analítica completa de sangre: La analítica nos dará información acerca del estado general de su mascota, si tiene anemia, infecciones, daño renal, hepático, etc.

-         Análisis de electrolitos y gases en sangre: Los electrolitos y gases en sangre nos permiten conocer el estado ácido-base de su mascota y algunos cambios nos harán sospechar  y buscar enfermedades endocrinas, renales, etc.

El precio normal de estos servicios es de:

-         Consulta y exploración física: 18 euros

-         Radiografía de tórax: 25 euros

-         Analítica completa de sangre: 40 euros

-         Análisis de electrolitos y gases: 15 euros.

Total: 98 euros.

En nuestro centro, y gracias a esta campaña, el chequeo geriátrico completo sale por 65 euros.

 

Porque como bien dice el refrán: más vale prevenir que curar