¿Qué es la Leishmaniosis canina?

Es una enfermedad parasitaria, grave en los perros, mortal en muchos casos. La enfermedad se transmite de perro a perro a través de la picadura de un "mosquito": el Flebotomo (Phlebotomus), de tan solo 5 mm de tamaño.

 



¿Cómo se transmite la Leishmaniosis?

Las causantes de la enfermedad son las hembras del Flebotomo, al necesitar la succión de sangre para la maduración de sus huevos. Todo empieza cuando una hembra pica a un perro infectado succionando su sangre. Es entonces cuando en su interior, el parásito sufre una serie de transformaciones que al finalizar, dejan el estómago del mosquito repleto de parásitos preparados para volver a infectar al siguiente perro que sea picado.

Síntomas

La Leishmaniosis más común suele ser de dos tiposcutánea, con afectación prioritaria de la piel, y visceral, donde determinadas vísceras suelen verse afectadas, habitualmente hígado y riñones. Ambos tipos pueden darse a la vez en el mismo animal.

Estos son los síntomas más habituales:

Leishmaniosis cutánea:
• Zonas sin pelo, especialmente alrededor de los ojos, orejas y nariz
• Úlceras en la piel, habitualmente en las patas y en las zonas que están en contacto con el suelo cuando el animal se sienta o se tumba
• Crecimiento desproporcionado de las uñas
• Formación de nódulos
• Pelaje deslucido y quebradizo



Leishmaniosis visceral:
• Apatía
• Pérdida de peso
• Abdomen hinchado por el aumento del hígado (Hepatomegalia) 
• Alteración del riñón, normalmente insuficiencia renal.

Otros síntomas:
• Hemorragias nasales
• Diarreas
• Neumonía
• Conjuntivitis

¿A quién afecta la Leishmaniosis?

La leishmaniosis afecta significativamente a los perros aunque también se dan casos esporádicos en otros animales. A diferencia de los perros, la enfermedad en otros animales suele mostrarse menos virulenta, a menudo el sistema inmunológico es capaz de combatir efectivamente la infección y el animal no muestra signos clínicos.

¿Pueden las personas contraer la Leishmania?

SI. Pero sólo si le pica un Flebotomo que lleve a la Leishmania dentro, no por contacto directo con el perro.
Normalmente sólo las personas inmunodeprimidas (enfermos de cáncer, o SIDA) llegan a desarrollar la enfermedad. 

¿Cómo combatir la enfermedad?

Si logramos detectar a tiempo la enfermedad, dependiendo de qué zonas del animal se encuentren afectadas, nuestro perro tendrá muchas posibilidades de llevar una vida razonablemente digna.

La leishmaniosis canina se puede tratar, pero no curar. El tratamiento solamente suprime los síntomas y no impedirá que tu perro tenga una recaída posterior.

Un tratamiento puede durar varias semanas, pero el parásito siempre permanecerá en el perro. Por ello, hasta el final de la vida del perro, periódicamente los síntomas pueden volver a aparecer y se tiene que repetir el tratamiento.

Desgraciadamente, hay casos fatales, los cuales se dan entre los animales que presentan una afectación visceral importante.

Algunas recomendaciones de prevención:

• Tratamiento con repelentes de aplicación externa, los formatos habituales son; collares, sprays y pipetas
• Evitar pasear al amanecer y al atardecer y que el animal duerma en el exterior.
• Realizar controles sanguíneos al menos una vez al año

• Vacunar contra la Leishmania

 

Para más información sobre la enfermedad, tratamiento o prevención, no duden en visitarnos. Estaremos encantados de resolver todas sus dudas.